Encore

El elegido por los músicos para componer y publicar

Encore es una completísima utilidad para crear precisas partituras. Ver descripción completa

Muy bueno
8

Encore es una completísima utilidad para crear precisas partituras.

Este programa permite transcribir tus notas mientras reproduces un archivo MIDI o también hacerlo directamente en el programa.

Encore posee una enrome cantidad de funciones para la edición, composición y transcripción de partituras.

Por último, es destacable la cantidad de funciones de impresión, aunque en la versión de prueba no están disponibles.

Encore

Descargar

Encore 5.0.6

Opinión usuarios sobre Encore

  • Pedro Arana Castillo

    por Pedro Arana Castillo

    "¡Magnífico!"

    Muy bueno: Tengo oído de otros músicos, que es magnífico para escribir música y, bastante sencillo. . Más.

    analizado el 27 de diciembre de 2016

  • vinsmarti

    por vinsmarti

    "Malo"

    Es el peor editor de partituras que existe. Limitadisimo. El mejor, es Harmony Assitant; buenisimo, bonito y barato. . Más.

    analizado el 7 de noviembre de 2014

  • francisco.romanmartinez.77

    por francisco.romanmartinez.77

    "No lo compres!!!!"

    El pero editor de partituras para Mac con diferencia. Un programa que en el entorno windosw funciona bastante bien, en M... Más.

    analizado el 11 de enero de 2014

  • "Una reliquia anclada en el pasado. Estropea la creatividad y la inspiración"

    Inestable, anticuado, poco potente, en inglés, de pago... este programa lo tiene todo para que cualquier compositor por ... Más.

    analizado el 13 de abril de 2013

  • curro45

    por curro45

    "FRANCISCO CABALLERO GARCÍA"

    Encore 5, es ideal para hacer, ver y escuchar PARTITURAS, que las he conseguido sobre temas litúrgicos, sobre canciones ... Más.

    analizado el 29 de junio de 2010

  • Maitxu

    por Maitxu

    "Para cuando sobre Windows 7"

    Con los anteriores sistemas operaticos me ha sido de total utilidad para hacer partituras y guiones, pero me he visto ob... Más.

    analizado el 5 de marzo de 2010